Lo malo.

El mundo no es el malo, malas son las personas que lo habitan. Las personas no son malas, malos son los actos que van en contra de los demás. Los actos no son malos, malas son las razones por las que actuaron así. Las razones no son malas, malos son los motivos que las llevaron a ellas. Los motivos no son malos, malas son las ideas que dieron a luz esos motivos. Las ideas no son malas, malos son los pensamientos que corrompieron las ideas. Los pensamientos no son malos, malos son los sentimientos y las emociones de odio que mutaron nuestra felicidad. El mundo no es malo, malos son los sentimientos y emociones de odio que cambiaron nuestros pensamientos corrompiendo las ideas, que motivaron las razones para que los actos fueran hechos por las personas de este mundo.

A.

Cumplir años.

MARACUYAPASTELCUMPLE

Llega un momento en la vida donde te preguntas por que sigues haciéndote más grande en cuanto a edad. Ya has pasado por tus primeros diez años de vida y cuando menos lo piensas ya tienes el doble. Cuando se es niño se adora cumplir años, yo me pregunto a mi edad porque ya no me gusta tanto. La verdad ni yo lo se, soy un poco insípido en ese aspecto, aunque no digo que no me guste un poco cumplir un aniversario más de vida, pero cada año es diferente, es como si una meta naciera solo por una fecha del calendario. Nos damos cuenta que estamos creciendo, Tinguili se da cuenta que esta creciendo, y con ello llegan nuevos retos, algunas complejidades de la vida con las típicas preguntas que agobian a todo ser humano. Pero es parte de todo, parte del nada y parte de la vida misma. Sigue leyendo

Entre la luna y el sol.

Sol_y_Luna

Por ocasiones nos encontramos sumidos en una encrucijada tremenda. Pensando que es lo que en realidad queremos, hacia donde vamos y que es lo que en verdad buscamos. Si algún día encontraremos a nuestra alma gemela, o si ya se nos acabo la gracia de vivir. Somos humanos, esto es más normal de lo que pensamos, haciendo de cosas pequeñas grandes cosas, un uso discriminado de los “peros” y limitaciones todo por un pensamiento que nos acojona. Que raros somos.

En cualquier momento meditamos, y es allí cuando nos encontramos entre la espada y la pared. Por ejemplo, cuando una amiga o amigo te gusta más allá de las platicas del día a día, cuando el momento es incomodo y el beso cruza por tu mente, es normal o es raro, ni yo lo sabría explicar, porque yo se que existe la amistad entre el hombre y la mujer, el problemas es cuando uno siente algo más por el otro, algunas veces, muy pocas, no sucede esto, pero yo digo que en la mayoría de las veces sucede. Y es que así como sucede puede funcionar o no, el mejor remedio es hablar, así quizá se puede llegar a conquistar a la chica o al chico, o también para aclarar el “rollo del asunto“. Si no se entiende y aquella parte que siente ese “algo más” no sabe manejarlo, créeme lo que digo, TODO ACABO. Sigue leyendo

Escribiré.

escribir

Escribiré hasta que mis dedos se queden sin fuerzas. Poemas, versos, cuentos y novelas. Desde el mundo donde los sueños se encuentran en la esquina del destino. Es nuestro deber encontrarlos para ser los mejores. Para al final ser lo que nosotros mismos creemos que podemos llegar a lograr, no existen limites cuando le letras se tratan, los versos, las fantasías, los sueños, esos nunca terminan. Por ello escribiré, escribiré hasta que mis dedos no tengan fuerza, y mi cuerpo se funda, lo que escribiré será infinito, el significado, la vida misma. Lo escribiré, te preguntarás por que, yo responderé, porque puedo.

Soy aquel sujeto.

Snapshot_20120717_2

Por las mañanas me levanto y encuentro en el piso unas sandalias que no recuerdo ni cuando compre, pero allí están desde hace mucho tiempo. Me pregunto algunas veces si tuviera pensamiento propio, esas sandalias odiaran el momento en que decidieron ser sandalias y si es que en realidad le dieron a elegir. Y ahí me encuentro, meditabundo de nuevo. Cosas que al parecer no son importantes, pero se llevan mi atención por momentos. Como ese viejo Trailer de juguete rojo que lleva años en mi cuarto, desde que vivía mi madre en él, desde que no había “enjarre” en las paredes, uyy hasta cuando ni siquiera tenía color. Es quizá lo más viejo que hay ahorita en mi cuarto, y digo que de él no se absolutamente nada, pero siempre que hago remodelación me gusta tanto que lo dejo a la vista de todos, el Trailer que un día llego.
Y es que no importa que cosas se lleven mi atención, lo increíble es que les agarro un valor. Son simplicidades diría cualquier persona, hasta lo he pensado, pero es bonito, me gusta y aunque no sepa su procedencia, ya tiene un espacio en mi mente y en mis letras. Sigue leyendo